Transposeña

Transposeña

  • Autor: Heras Velasco, María Juana
    Nacionalidad Argentina
    (Argentina, Santa Fé, 1924 – Buenos Aires, 2014)
  • Fecha: 1971
  • Origen: Donación María Juana Heras Velasco, 1976
  • Género: concreto
  • Escuela: Argentina S.XX
  • Técnica: Hierro Policromado
  • Objeto: Escultura
  • Estilo: Abstracción
  • Medidas: 145 x 190 x 56 cm.
  • Ubicación: Sala 0 - Hall Central

Compartir

Transposeña Ver en alta
Nº Inventario 8276

Comentario sobre Transposeña

​Las esculturas de la serie de Transposeñas remiten a las convenciones que rigen el ordenamiento urbano. El vocabulario constructivo de estas obras adopta el carácter formal o los colores de la señalización vial para construir sus signos escultóricos.
Luego de su período de aprendizaje con Lucio Fontana y Emilio Pettoruti, Heras Velasco tendió a depurar los rasgos figurativos en busca de las formas que respondieran a la idea que intentaba expresar. Para finales de los años sesenta, su vocabulario geométrico ya había logrado hacer más liviana la materia, empleando chapas y bulones para delimitar volúmenes. Orientó su mirada hacia la traza de las calles y rutas, y comenzó a traducir las señales que pautan la circulación vial. Su poética adoptó, entonces, los signos de ese lenguaje codificado a través de colores y formas.
Sus esculturas reinventaron las señales de tránsito respetando el empleo del hierro y un acabado semejante al indicado para su construcción estandarizada. Sin embargo, tanto las formas de esos artefactos como la articulación de sus significados parodian las reglas establecidas para organizar la circulación cotidiana. Fuera de contexto, estos íconos, flechas, círculos y barreras deslizan la efectividad de su comunicación y asumen un carácter crítico.
La escultura Transposeña integró la ambientación Transposición de una señal que dio origen a esta serie emblemática dentro de su vocabulario plástico (1). En general se trata de obras en las que resuena un llamado de alerta frente a la vorágine de las grandes ciudades, en este caso simbolizado tanto a partir de la contraposición de formas plegadas, como a través de sus caras pintadas con el amarillo y el negro, que advierten sobre las precauciones a tomar en la vía pública.Cristina Rossi

Notas al pie

1— Por esta razón en algunas ocasiones la obra fue exhibida bajo el título Transposición de una señal, como en el caso de la muestra individual realizada en la Fundación San Telmo.

Bibliografía

1975. Centro venezolano-argentino de cooperación cultural, cat. exp. Caracas, Centro venezolano-argentino de cooperación cultural, reprod. color tapa.
1999. HERRERA, María José, “Los años setenta y ochenta en el arte argentino. Entre la utopía, el silencio y la reconstrucción” en: José Emilio Burucúa (dir.), Nueva historia argentina. Arte, sociedad y política. Buenos Aires, Sudamericana, vol. 2, p. 119-173, reprod. p. 144.