Zeichnung zu Volks (Dibujo del pueblo)

Zeichnung zu Volks (Dibujo del pueblo)

  • Autor: Kollwitz, Käthe Schmidt
    Nacionalidad Rusia
    (Rusia, Konigsberg, 1867 – Alemania, Moritzburg, 1945)
  • Fecha: 1921
  • Origen: Donación Simón Scheimberg y Aida Baidenbaum de Scheimberg; Augusto Leonardo Scheimberg y Olga María (Olica), 1974
  • Género: realismo, expresionismo
  • Escuela: Rusa S.XX
  • Técnica: AguadaTémperaTinta China
  • Objeto: Pintura
  • Estilo: Abstracción
  • Soporte: sobre papel
  • Medidas: Papel: 45,8 x 55 cm. Dibujo: 35,5 x 35,5 cm.

Compartir

Zeichnung zu Volks (Dibujo del pueblo) Ver en alta
Nº Inventario 8425
Obra no exhibida

Comentario sobre Zeichnung zu Volks (Dibujo del pueblo)

​Durante cinco décadas de intensa actividad, la alemana Käthe Kollwitz desarrolló una obra de manifiesto contenido social, denunciando las penosas condiciones de vida de la población más humilde como así también el horror de la guerra. La artista abordó especialmente estas temáticas a través de las diversas técnicas de grabado debido a sus posibilidades de edición y difusión múltiple. Este Dibujo del pueblo protagonizado por una madre cobijando a su hijo con sus manos y su ropa, flanqueada por hombres con gestos de sufrimiento y manos crispadas que contrastan con su actitud reconcentrada, fue realizado por Kollwitz hacia fines de 1921.
La composición de la imagen y la definición abocetada de las figuras a partir de trazos de tinta y acuarela sobre una base de grafito –además del título similar– permiten determinar que esta obra se trata de un dibujo preparatorio para la xilografía Das Volk de la serie de estampas Krieg, realizada en 1922-1923. En este conjunto gráfico –uno de los más reconocidos dentro de su producción– Kollwitz dio cuenta del sufrimiento del pueblo como consecuencia de la Primera Guerra Mundial. Más específicamente, la catástrofe bélica había afectado en forma particular a la artista ya que su hijo Peter había muerto en octubre de 1914 durante un combate en el frente belga.
Desde fuertes contrastes de planos negros y líneas blancas, en las xilografías de Krieg se suceden siete escenas donde la artista representa a través del drama individual –el dolor de los padres, del grupo de madres estrechadas en un abrazo cerrado, de las viudas– la devastación social, señalando así los aciagos efectos de la guerra y el padecimiento de la gente del pueblo. Precisamente, Das Volk es la imagen que cierra este ciclo gráfico.
El dibujo perteneciente al MNBA presenta una numeración manuscrita en grafito correlativa con la del boceto Zeichnung zu den Müttern, estudio preparatorio realizado en 1921 para la sexta xilografía de la misma serie y que corresponde en la actualidad al patrimonio del Museum of Fine Arts de Boston. En el caso del estudio sobre el grupo de “las madres”, el papel presenta al centro del borde inferior el número 1887 inscripto con la misma caligrafía que el dibujo del MNBA, al que fue incluida la numeración 1886, con lo cual se puede inferir la misma procedencia original (1).
Es posible que este Zeichnung zu Volks arribara a la Argentina a fines de los años veinte. Desde esa época, la producción de la artista era bien conocida en Buenos Aires, tanto por la reproducción de sus imágenes en revistas culturales como por su exposición en la galería Müller. Precisamente, a raíz de una exhibición de Kollwitz, Demetrio Urruchúa sostenía que “esta notable grabadora ocupa, conjuntamente con Grosz y Masereel, un puesto de combate en la avanzada contemporánea del arte, con el espíritu y las fuerzas renovadoras de la causa revolucionaria” (2), comprendiéndola así como baluarte del arte político a partir de sus manifiestos visuales.
Presentado bajo el título Pueblo, este dibujo se expuso en Buenos Aires en 1944 junto con veinte grabados significativos de la artista, entre los que se encontraban los aguafuertes La madre, el niño y la muerte, Mujer del pueblo o La familia; las litografías Los padres, Autorretrato y ¡Pan! y las xilografías La despedida y El hijo muerto. En esa ocasión, en la prensa se hacía referencia a Kollwitz como una “insigne grabadora alemana […] cuyo destino actual nos es totalmente desconocido, como el de tantos artistas e intelectuales arrebatados por la vorágine de los acontecimientos europeos” (3). Ocho meses después de este comentario donde se aludía a su incierto paradero, casi simultáneamente con el fin de la Segunda Guerra Mundial, moría Käthe Kollwitz.Silvia Dolinko

Notas al pie

1— Zeichnung zu den Müttern se encuentra reproducido en: Elizabeth Prelinger et al., Käthe Kollwitz, cat. exp. Washington, National Gallery of Art, 1992, nº 81, p. 58. La obra de Kollwitz perteneciente al MNBA de Buenos Aires no se encuentra consignada en el catalogue raisonné de dibujos de la artista (Otto Nagel y Werner Timm, Käthe Kollwitz. Die Handzeichnungen. Berlin, Henschelverlag Kunst und Gesellschaft, 1972), y había permanecido inédita hasta la presente edición.
2— D.U.C. [Demetrio Urruchúa], “Artes Plásticas”, Nervio. Crítica. Artes. Letras, Buenos Aires, a. 3, nº 30, diciembre de 1933, p. 46.
3— “Los grabados de Käthe Kollwitz”, La Prensa, Buenos Aires, 9 de agosto de 1944. Folio Käthe Kollwitz, recortes hemerográficos, Biblioteca MNBA. Esta inquietud también se registra en la nota de Roger Pla: “una extraordinaria maestra contemporánea alemana, cuya suerte actual se ignora” en: “Dos muestras de grabados”, El Mundo, Buenos Aires, 29 de agosto de 1944, loc. cit.

Bibliografía

1977. MONZÓN, Hugo, “La colección Scheimberg en el Museo Nacional. Un valioso conjunto que enriquece el patrimonio cultural de la Nación”, La Opinión, Buenos Aires, sección Plástica, 1 de octubre.