Comenzó el 06 de OCTUBRE 2009 Finalizó el 22 de NOVIEMBRE 2009

POP ART

En la colección del IVAM

POP ART

Info

Cerrada Comenzó el 06 de OCTUBRE 2009 Finalizó el 22 de NOVIEMBRE 2009

    Compartir Exhibición

    Sobre la exhibición

    El Pop Art en la colección del IVAM Del  6 de octubre al 22 de noviembre de 2009.

    En el Museo Nacional de Bellas Artes se exhibe bajo el título  El Pop art en la colección del IVAM  parte de la colección de arte pop del Instituto Valenciano de Arte  (IVAM). La directora del IVAM y curadora de la exposición, Consuelo Ciscar seleccionó  59 obras de diferentes técnicas y soportes que  incluyen pinturas, fotografía, obra sobre papel y esculturas.  Los artistas que se exhiben en este recorrido expositivo son  figuras representativas de esta corriente que surgió en el Reino Unido, pero que alcanzó toda su dimensión en Estados Unidos. Entre ellos figuran Richard Prince, John Baldessari, Alberto Greco, Richard Hamilton, Jaspers Johns, Robert Rauschenberg, Cindy Sherman, James Rosenquist, Claes Oldenburg, Juan Genovés, Equipo Crónica, Equipo Realidad, Eduardo Arroyo, Joseph Renau, Antonio Saura y Juan Antonio Toledo. Ciscar se refirió al pop art calificándolo como un "arte eminentemente ciudadano, nacido en las grandes urbes, y ajeno por completo a la Naturaleza". "Utiliza las imágenes conocidas con un sentido diferente para lograr una postura estética", agregó. Con él, señaló la directora del IVAM, nace la etiqueta de 'American Way of Life'  y con esta categoría la sociedad de consumo arranca desde Norteamérica con intención de universalizar este concepto". Císcar recordó el origen del arte pop como una manifestación que 'toma del pueblo los intereses y la temática', un arte 'eminentemente ciudadano que utiliza las imágenes conocidas con un sentido diferente para lograr una postura estética' y que, como afirmaba Richard Hamilton, tenía que ser 'efímero, popular, barato, producido en serie, joven e ingenioso'. Finalmente, Consuelo Ciscar afirmó que "el pop es el resultado de un estilo de vida, la manifestación plástica de una cultura (pop), caracterizado por la tecnología, la moda y el consumo donde los objetos dejan de ser únicos para producirse en serie. En este tipo de cultura también el arte deja de ser único y se convierte en un objeto más de consumo".  
    La colección del IVAM propone una mirada amplia y exhaustiva sobre el Arte Pop y la presencia de su legado en la creación contemporánea más reciente. Su enfoque se centra en aquellos artistas que influyeron en el desarrollo de la creación de vanguardia en España, incluyendo la importante contribución realizada por los propios artistas españoles a esa 'tendencia'.  Se habla de tendencia, explicaron desde el museo, por la existencia de diversas manifestaciones internacionales, que van de los precursores como Richard Lidner o el Independent Group con Robert Hamilton y los estadounidenses, Jasper Johns, Robert Rauschenberg y Claes Oldenburg, al Nuevo Realismo y Nueva Imagen con obras de James Rosenquist y la Figuración Narrativa con obras de Gilles Aillaud y Eduardo Arroyo, también el apartado del Realismo Crítico está representado por la obra de Equipo Crónica, Equipo Realidad y Juan Genovés. La muestra incluye las fotografías de referencia cinematográfica de Cindy Sherman, o John Baldessari.  El pop art no fue nunca un movimiento programático, sino más bien un nexo entre grupos y posiciones críticas diferentes que recurrieron a la imagen de la producción masiva como punto de partida y que presenta variaciones significativas dependiendo de su contexto geográfico y cultural.  Aunque en muchos aspectos es heredero de las vanguardias históricas, el pop brinda uno de los primeros ejemplos de práctica artística posmoderna gracias, precisamente, a la apropiación que realiza de imágenes ya existentes. Pero, sobre todo, el pop fue fruto del crecimiento de la sociedad de consumo registrado en las décadas de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, "la nueva realidad que centró la atención de la generación más joven", agregaron.   

    RECONSTRUIR LA CULTURA POPULAR El británico Independent Group, activo desde 1952, se volcó en el estudio y la reconsideración de la cultura popular así como hacia el impacto de los medios de comunicación en el cuerpo social. Sin embargo, el pop norteamericano surge de un modo espontáneo, sin grupo ni manifiestos, sin programa, como un conjunto de individualidades que se conectan de manera casual a través de las primeras exposiciones que dan cuenta del fenómeno.  La obra de Josep Renau que utiliza las técnicas del collage y del fotomontaje se apropia de imágenes de los medios de comunicación y de la cultura popular, se ha considerado precedente de la estética del pop, sobre todo en la huella que ha dejado en el Equipo Crónica y el Equipo Realidad. Ese recurso a la historia, a la pintura pasado o al cine, supone la permanente interrelación entre la cultura popular y la alta cultura.  Las estrategias del pop ofrecieron un marco visual e intelectual que suponían un punto de partida para la reflexión política y social del presente y facilitó que el pop perviviera en formulaciones post o neo. El pop art, en su sentido más amplio, legó a las vanguardias una narrativa que aún hoy sigue siendo vital para las aspiraciones de los movimientos artísticos emergentes. El pop art no fue nunca un movimiento programático, sino más bien un nexo entre grupos y posiciones críticas diferentes que recurrieron a la imagen de la producción masiva como punto de partida y que presenta variaciones significativas dependiendo de su contexto geográfico y cultural.  Aunque en muchos aspectos es heredero de las vanguardias históricas, el pop brinda uno de los primeros ejemplos de práctica artística posmoderna gracias, precisamente, a la apropiación que realiza de imágenes ya existentes. Pero, sobre todo, el pop fue fruto del crecimiento de la sociedad de consumo registrado en las décadas de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, "la nueva realidad que centró la atención de la generación más joven", agregaron.  El británico Independent Group, activo desde 1952, se volcó en el estudio y la reconsideración de la cultura popular así como hacia el impacto de los medios de comunicación en el cuerpo social. Sin embargo, el pop norteamericano surge de un modo espontáneo, sin grupo ni manifiestos, sin programa, como un conjunto de individualidades que se conectan de manera casual a través de las primeras exposiciones que dan cuenta del fenómeno.  La obra de Josep Renau que utiliza las técnicas del collage y del fotomontaje se apropia de imágenes de los medios de comunicación y de la cultura popular, se ha considerado precedente de la estética del pop, sobre todo en la huella que ha dejado en el Equipo Crónica y el Equipo Realidad. Ese recurso a la historia, a la pintura pasado o al cine, supone la permanente interrelación entre la cultura popular y la alta cultura.  Las estrategias del pop ofrecieron un marco visual e intelectual que suponían un punto de partida para la reflexión política y social del presente y facilitó que el pop perviviera en formulaciones post o neo. El pop art, en su sentido más amplio, legó a las vanguardias una narrativa que aún ahora sigue siendo vital para las aspiraciones de los movimientos artísticos emergentes.