Martín Fierro 1 Parte (canto XIII)

Martín Fierro 1 Parte (canto XIII)

  • Autor: Bellocq, Adolfo
    Nacionalidad Argentina
    (Argentina, Buenos Aires, 1899 – Argentina, Buenos Aires, 1972)
  • Fecha: 1929
  • Origen: Donación Martha Bassi de Bellocq, 1978
  • Género: gráfico, literatura
  • Escuela: Argentina S.XX
  • Técnica: Xilografía
  • Objeto: Grabado
  • Estilo: FiguraciónRealismo
  • Soporte: sobre papel
  • Medidas: 26 x 19,5 cm.

Compartir

Martín Fierro 1 Parte (canto XIII) Ver en alta
Nº Inventario 8393
Obra no exhibida

Comentario sobre Martín Fierro 1 Parte (canto XIII)

Cuando la Asociación Amigos del Arte encargó a Adolfo Bellocq la realización de las ilustraciones para una edición del Martín Fierro (1) ya eran bien reconocidos sus antecedentes en materia de ilustración literaria. En 1927 había expuesto en esa asociación –junto a un conjunto de sus aguafuertes y xilografías– sus imágenes realizadas para los textos Airampo de Juan Carlos Dávalos, Historia de arrabal de Manuel Gálvez y Sueño de una noche de castillo de Ángel de Estrada (2).
Para esos tiempos, Bellocq ya había iniciado su carrera como docente en establecimientos de enseñanza artística oficiales, dictando precisamente la materia “Grabado y arte del libro” desde donde difundió un enfoque que, vinculando al grabado con la ilustración literaria, enmarcó al discurso gráfico dentro del registro figurativo, de lectura comprensible y eminentemente monocromático.
Contrariamente a la publicación en 1879 de La vuelta de Martín Fierro, que solo incluyó algunas láminas de Carlos Clérice, la versión de Bellocq es pródiga en su material visual, con más de un centenar de imágenes, entre estampas centrales y viñetas de formato reducido. Esta xilografía que ilustra el poema XIII de la primera parte de Martín Fierro –obra también conocida como Camino del desierto–, refiere a las últimas escenas del relato hernandiano cuando, habiendo cruzado “la frontera”, las siluetas empequeñecidas de Fierro y Cruz se alejan por la llanura pampeana –“el desierto”– con la tropilla arriada. La imagen sintética refuerza desde su trama de texturas la idea de inmensidad del paisaje pampeano y del horizonte lejano como destino incierto del gaucho.
El conjunto de xilografías de Bellocq para Martín Fierro fue expuesto en la Asociación Amigos del Arte en octubre de 1929; ese mismo año, el artista recibió el Primer Premio al grabado en el XIX Salón Nacional.Silvia Dolinko

Notas al pie

1— José Hernández, Martín Fierro. Buenos Aires, Asociación Amigos del Arte, 1930. Ilustraciones de Adolfo Bellocq, impreso por Francisco A. Colombo.
2— Cf. Francisco Corti, Vida y obra de Adolfo Bellocq. Florida, Tiempo de Cultura, 1977.