Niña con perro

Niña con perro

  • Autor: Troubetzkoy, Paul
    Nacionalidad Italiana
    (Italia, Intra, 1866 – Italia, Suna, 1938)
  • Fecha: 1897
  • Origen: Exposición Internacional de Arte del Centenario
  • Género: figura, animalista
  • Escuela: Rusa S.XIX
  • Técnica: ModeladoVaciado
  • Objeto: Escultura
  • Estilo: Impresionismo
  • Soporte: bronce patinado
  • Medidas: 82 x 90 x 92 cm.

Compartir

Nº Inventario 3594
Obra no exhibida

Comentario sobre Niña con perro

​Nacido en una familia ruso-americana, Troubetzkoy se formó en Milán con Donato Barcaglia y fundamentalmente siguió el ejemplo de los principales representantes de la Scapigliatura lombarda: los escultores Giuseppe Grandi y Ernesto Bazzaro y los pintores Tranquillo Cremona y Daniele Ranzoni (1). Definido por la crítica de su época como un escultor impresionista, Troubetzkoy desarmó la forma de sus obras para acercarse al efecto obtenido sobre la tela por los llamados scapigliati. Se apropió de un estilo basado en trazos imprecisos y modelados delicados que jugaban con los efectos de la luz. A través de la compenetración entre el sujeto y la atmósfera circundante, el escultor atribuyó a la representación una indefinición que se correspondía con la mutabilidad incesante de la vida real. En este sentido su lenguaje tiene reminiscencias de la obra de Medardo Rosso y Auguste Rodin.
La obra del MNBA pertenece al período milanés del artista (1884-1897). Se trata de un grupo juvenil, la primera de una serie de esculturas de género que representan a jovencitas con animales: Niña sentada con perro (1906), Niña de pie con un perro (1907), Angelina con el perro (1909-1911) (2).
Presentada por primera vez en 1897, en ocasión de la II Bienal de Arte de Venecia, la obra llevaba por título Bambina con un cane. Fue expuesta junto a un boceto en bronce para el monumento a Dante, un retrato ecuestre de Gino Modigliani y un retrato femenino en bronce. De las cuatro obras presentadas en la muestra veneciana, este grupo fue el más apreciado por la crítica gracias a la fineza de su ejecución. A través de la relación de la masa y de los gestos expresivos pero no enfáticos, Troubetzkoy había logrado superar los valores literarios del tema tratado, que podrían haberlo llevado hacia un lenguaje más narrativo o descriptivo, para arribar hacia uno más intimista, caro al imaginario burgués que en poco tiempo constituiría el principal sujeto de la producción artística europea (3).
En 1905 se trasladó a París (4) y permaneció allí hasta 1911. Se destacó como retratista de la alta burguesía y de la aristocracia europea (5) (la baronesa de Rothschild, Madame Aurnheimer, el conde de Montesquiou) y también de la sudamericana (Victoria Ocampo, Federico de Alvear, Carlos Unzué y los miembros de la familia de Matías Errázuriz) (6).
En 1910 la escultura fue expuesta con el título Hija con perro en la Exposición Internacional de Arte del Centenario, donde fue adquirida por la Comisión Nacional de Bellas Artes. Existen otros ejemplares de esta obra. El bronce expuesto en Venecia se conserva en el Stadtmuseum de Dresde; otro ejemplar en bronce se halla en el Art Institute de Chicago (7); un yeso patinado imitando al bronce se encuentra en el Museo del Paesaggio-Paolo Troubetzkoy de Verbania Pallanza y otro ejemplar de yeso patinado, fechado en 1901, se conserva en el Museo Ruso de Arte de San Petersburgo (8).Barbara Musetti

Notas al pie

1— Para la biografía de Troubetzkoy, cf. Van Deurs y Renard, 2001, p. 111; Anne Pingeot, “Paolo Troubetzkoy” en: Italies. L’art italien à l’épreuve de la modernité 1880-1910, cat. exp. Roma/ Torino/Paris, Galleria Nazionale d’Arte Moderna/Allemandi/Réunion des musées nationaux, 2001, p. 289-290; Ian Wardropper y Fred Licht (dir.), Chiseled with a brush. Italian Sculpture 1860-1925 from the Gilgore Collections, cat. exp. Chicago/Denver, The Art Institute of Chicago/Denver Art Museum, 1994; Alfonso Panzetta, Dizionario degli scultori italiani dell’Ottocento e del primo Novecento. Torino, Allemandi, 1994, p. 208; Mario De Micheli, La scultura dell’Ottocento. Torino, UTET, 1992, p. 167-172; Vincenzo Vicario, Gli scultori italiani dal Neoclassicismo al Liberty. Lodi, Lodigraf, 1990, p. 629-633; R. Bossaglia; P. Castagnoli y L. Troubetzkoy, Paolo Troubetzkoy, scultore. Intra, Alberti Libraio Editore, 1988.
2— Troubetzkoy fue también un reconocido escultor animalista.
3— Gianna Piantoni y Paolo Venturoli (dir.), Paolo Troubetzkoy 1866-1938, cat. exp. Verbania Pallanza, Museo del Paesaggio, 1990, p. 125; Seconda Esposizione Internazionale d’Arte della Città di Venezia. Catalogo illustrato. Venezia, Premiato Stabilimento Tipografico Carlo Ferrari, 1897, nº 30, p. 144. La obra fue conocida bajo los títulos Bimba che abbraccia una cagna y Gli amici infedeli.
4— Sobre la producción parisina de Troubetzkoy, cf. John S. Grioni, “Le sculpteur Troubetzkoy, parisien d’élection”, Gazette des Beaux Arts, Paris, mayo-junio de 1985, p. 205-212.
5— La borghesia allo specchio. Il culto dell’immagine dal 1860 al 1920, cat. exp. Torino, Palazzo Cavour, 2004, p. 280-281; Sergio Rebora (dir.), Paolo Troubetzkoy. I ritratti, cat. exp. Luino, Civico Istituto di Cultura Popolare, Palazzo Verbania, 1998.
6— Van Deurs y Renard, 2001, p. 69; John S. Grioni, “Una amistad singular. El escultor príncipe Paul Troubetzkoy y Joaquín Sorolla y Bastida”, Goya, Madrid, nº 280, enero de 2001, p. 17.
7— H. J. Willy Fund. La obra fue adquirida directamente al artista.
8— Este ejemplar fue reproducido en The Studio, London, vol. 48, enero de 1910, p. 270.

Bibliografía

2001. VAN DEURS, Adriana y Marcelo Renard, La escultura italiana del Museo Nacional de Bellas Artes. Buenos Aires, Asociación Amigos del MNBA, p. 68-69, 111, reprod. color. p. 68.