Procesión sorprendida por la lluvia

Procesión sorprendida por la lluvia

  • Autor: Fortuny y Marsal, Mariano
    Nacionalidad Española
    (España, Reus, 1838 – Italia, Roma, 1874)
  • Fecha: 1867-1868
  • Origen: Piñero, Parmenio T.
  • Género: costumbres
  • Escuela: Española S.XIX
  • Técnica: Óleo
  • Objeto: Pintura
  • Estilo: NaturalismoPreciosismo
  • Soporte: Sobre tela
  • Medidas: 63 x 102 cm. - Marco: 101,5 x 140 cm.
  • Ubicación: Sala 21 - Nación y Cosmopolitismo. La pintura española

Compartir

Procesión sorprendida por la lluvia Ver en alta
Nº Inventario 2587

Comentario sobre Procesión sorprendida por la lluvia

​Esta obra constituye un ejemplo sobresaliente del costumbrismo practicado por Mariano Fortuny, de gran influencia en la pintura española del último tercio del siglo XIX, aunque en este caso se aleja del tratamiento preciosista con el que alcanzó éxito y fama internacionales, al punto de haber sido considerada un boceto por la falta de atención al detalle (1). Por su temática, se diferencia también de los cuadros dieciochescos y orientalistas habituales en su producción, representados en la colección del Museo por Un rincón oriental (inv. 2195) y Odalisca (inv. 2794) (2).
Fortuny compuso una animada escena callejera que se desarrolla ante el portal de una iglesia, donde un grupo de sacerdotes, monaguillos y feligreses busca protegerse de la lluvia. El pintor plasmó con magistral soltura las diversas reacciones de los personajes, definidos con precisión y economía mediante toques breves y una materia abundante y espesa. La pincelada rápida y la mancha de color sugieren la atmósfera y la calidad de las superficies bañadas por la lluvia, con una factura libre que logra producir el efecto de una captación instantánea de lo observado. Su admiración por Goya es evidente en la paleta, basada en ocres y tierras, con blancos y rojos que otorgan vibración a la superficie y organizan el recorrido visual colaborando en la sugestión dinámica de la representación. 
Esta obra ha sido objeto de algunas confusiones en cuanto a su reconocimiento, debidas a la existencia de otra versión y a distintas interpretaciones de los datos brindados por la documentación escrita y fotográfica. En 1991, José Manuel Cruz Valdovinos aclaró ciertas dudas y discrepancias surgidas en relación con el catálogo de la obra de Fortuny publicado en 1989 por Carlos González López y Monserrat Martí Ayxelá, y el de la exposición realizada en Barcelona en ese mismo año. Confirmó que la obra de Buenos Aires es una de las dos versiones del tema pintadas por Fortuny en Madrid ante la iglesia de Santa Cruz (cuya fachada fue demolida en 1869) en 1867, cuando estuvo en esa ciudad para casarse con Cecilia de Madrazo, según consta en las memorias de su cuñado, el pintor Ricardo de Madrazo (1852-1917). Además, identificó esta obra con la que fue subastada en París en 1875, después de la muerte del pintor, como lo indica el sello de la testamentaría y la coincidencia de las medidas con las registradas en el catálogo de la venta.
Posteriormente, se confirmó también que la obra del Museo, como habían sugerido González López y Martí Ayxelá en 1989, se encontraba entre las que Fortuny había llevado consigo a Roma cuando regresó a fines de 1867. Permaneció en su poder hasta su muerte e integró la exposición póstuma organizada por los Madrazo (3), antes del traslado de las obras a París para su venta.
En cuanto a la segunda versión mencionada por Ricardo de Madrazo, la crítica no concuerda en su identificación. En 1989, González López y Martí Ayxelá consideraron que era una pintura en colección particular cuyas medidas (35 x 44 cm) diferían notablemente de las de la obra de Buenos Aires. Santiago Alcolea rechazó esa propuesta, basándose en la diferencia de medidas y en la inexistencia de la firma y la fecha (1868) visibles en la fotografía conocida de esa réplica (4). También Cruz Valdovinos rechazó esa identificación y este criterio fue mantenido por Mercè Doñate en el catálogo de la exposición dedicada a Fortuny que tuvo lugar en Barcelona en 2004 (5).
En ese catálogo se incluyó un dibujo de la fachada de una iglesia donde Fortuny se concentró en el planteo sesgado de la arquitectura y en el efecto del pavimento mojado. Aunque no se trata de la iglesia de Santa Cruz, revela el interés del artista por este tipo de asuntos y documenta la función fundamental que tenía el dibujo en el método de trabajo de Fortuny, como lo demuestra el gran número de bocetos, apuntes del natural y dibujos preparatorios conservados. Un ejemplo es el estudio al pastel Árabes y mujeres de la colección del MNBA (inv. 3785).
Con respecto a la existencia de dos versiones de la misma obra, representa una práctica habitual en Fortuny, que en varias ocasiones repitió una o dos veces algunas de sus composiciones más exitosas. Alcolea analizó esta cuestión y observó que la Procesión y otra pintura de tema similar, Puerta de la iglesia de San Ginés en Madrid (6), difieren por su temática de las demás obras repetidas correspondientes al mismo período de ejecución. En ambos casos Fortuny conservó una de las versiones en su poder, no hay diferencias significativas entre ellas y se caracterizan por la despreocupación por el detalle. En ese momento el pintor ya había alcanzado el éxito comercial (especialmente a partir del acuerdo celebrado con el marchand Adolphe Goupil en 1867), y en 1870 la exhibición de La vicaría en París causó impacto y se vendió por una suma muy elevada (7). Alcolea señala que a partir de entonces Fortuny abandonó la repetición de sus composiciones y mostró cada vez con mayor evidencia su deseo de liberarse de las imposiciones del mercado de arte.
Las referencias de Madrazo llevan a fechar la iniciación de esta pintura en 1867. Llegó probablemente a su estado definitivo en 1868. Con esa fecha se incluyó en el catálogo de la exposición de 2004. Con respecto al título, se conserva el de su ingreso al Museo, muy próximo al que publicó la prensa de Buenos Aires (Procesión disuelta por la lluvia) poco después de su llegada al país (8).
La última noticia recogida sobre la procedencia es la de la venta parisina de 1894 (9) Entre ese año y 1896 llegó a Buenos Aires, quizás comprada en París por Rufino Varela. Integró el lote de cuadros de su colección rematados en julio de 1896 y fue adquirida por Alfredo Israel (10), pasando en fecha aún no establecida a la colección de Parmenio Piñero.María Cristina Serventi – María Florencia Galesio

Notas al pie

1— En 1997 se publicó un documento inédito escrito por el pintor Alejandro Ferrant y Fischermans (1843-1917), con la descripción de la exposición póstuma de obras de Fortuny, donde incluyó Cuadro de la procesión refugiándose en la iglesia por la lluvia pintado en Madrid (abocetado). Carlos González López y Monserrat Martí Ayxelá, 1997, p. 30.
2— La colección del MNBA cuenta con otras dos obras de Fortuny: Antes de la corrida (inv. 2191), un tema taurino abordado por Fortuny en varias oportunidades, y Niños gitanos (inv. 5379).
3— Federico de Madrazo, suegro del pintor, y su hijo Ricardo.
4— Publicada en: Joaquín Ciervo, El arte y el vivir de Fortuny. Barcelona, M. Bayés, [1942], il. 47.
5— En la entrada correspondiente a la obra del Museo, se consigna la existencia de otra versión, registrada en 1875 en la colección Murrieta, actualmente en localización desconocida.
6— Óleo sobre tela, 60 x 96,5 cm. The Hispanic Society of America, New York, inv. A-259. Óleo sobre tela, 67 x 90,5 cm, colección particular.
7— Óleo sobre tela, 55 x 92 cm. MNAC/ MAM, Barcelona, inv. 10698. Se vendió en 70.000 francos.
8— “La pintura en Buenos Aires. Cómo se venden los cuadros. Sèvres y Japón. La colección Varela”, 1896, p. 3. Tanto Cruz Valdovinos como Mercè Doñate consideraron más apropiado el título con el que figuró en la venta de 1875, Sortie de la procesión par un temps de pluie, de l’église de Santa Cruz, à Madrid.
9— Mercè Doñate; Cristina Mendoza y Francesc M. Quilez i Corella, 2003, p. 188.
10— “La pintura en Buenos Aires. Cómo se venden los cuadros. Sèvres y Japón. La colección Varela”, 1896, p. 3.

Bibliografía

1896. R. J. C. [Rafael J. Contell], “Venta Rufino Varela: Las obras de arte”, La Ilustración Sud-Americana, Buenos Aires, vol. 4, nº 86, 16 de julio, p. 320 (Una procesión, boceto). — “La pintura en Buenos Aires. Cómo se venden los cuadros. Sèvres y Japón. La colección Varela”, La Nación, Buenos Aires, 24 de julio, p. 3 (Procesión disuelta por la lluvia).
1907. SCHIAFFINO, Eduardo, “El legado Parmenio Piñero”, La Nación, Buenos Aires, 8 de agosto (Procesión disuelta por la lluvia).
1947. LARCO, Jorge, La pintura en España (siglos XIX y XX). Buenos Aires, Futuro, p. 39, reprod. p. 26, il. 17.
1964. LARCO, Jorge, “La pintura española en la Argentina”, Lyra, Buenos Aires, a. 21, nº 192-194, [s.p.]. — LARCO, Jorge, “Texto y selección gráfica” en: R. M. Larraiza, La pintura española moderna y contemporánea. De Goya al impresionismo. Madrid, Castilla, p. 109, reprod. color p. 111.
1970-1971. JOHNSTON, William R., “A Contemporary Genre Painting by Raimundo de Madrazo y Garreta”, The Journal of The Walters Art Gallery, vol. 33/34, p. 35, il. 2 (“location unknown”).
1974. GARRUT, José María, Dos siglos de pintura catalana. Siglos XIX-XX. Madrid, Ibérico Europea de Ediciones, reprod. p. 89.
1989. GONZÁLEZ LÓPEZ, Carlos y Monserrat Martí Ayxelá, Fortuny, cat. exp. Barcelona, Fundación Caja de Pensiones, p. 78, reprod. p. 200. — GONZÁLEZ LÓPEZ, Carlos y Monserrat Martí Ayxelá, Mariano Fortuny Marsal. Barcelona, vol. 1, p. 279, il. 127; vol. 2, p. 88.
1990. ALCOLEA BLANCH, Santiago, “Fortuny: puntualizaciones al catálogo de una exposición. II”, Archivo Español de Arte, Madrid, nº 252, p. 587-588.
1997. FERNÁNDEZ GARCÍA, Ana María, Catálogo de pintura española en Buenos Aires. Oviedo/Buenos Aires, Universidad de Oviedo/FFyL-UBA, nº 235, p. 75 (Procesión interrumpida por la lluvia). — GONZÁLEZ LÓPEZ, Carlos y Monserrat Martí Ayxelá, “Exposición póstuma de Mariano Fortuny en Roma” en: Mariano Fortuny (1858-1874), cat. exp. A Coruña, Fundación Caixa Galicia, p. 30.
2003. ACOLEA BLANCH, Santiago, “Las repeticiones de Fortuny” en: Mercè Doñate, Cristina Mendoza y Francesc Quílez i Corella (dir. científica), Fortuny, cat. exp. Barcelona, Museu Nacional d’Art de Catalunya, p. 363 y 371.
2006. BALDASARRE, María Isabel, Los dueños del arte. Coleccionismo y consumo cultural en Buenos Aires. Buenos Aires, Edhasa, p. 55 (Una procesión).
2008. NAVARRO, Ángel M. y Teresa Tedín Uriburu, Lucrecia Oliveira Cézar de García Arias y el coleccionismo de arte en la Argentina. Buenos Aires, FADAM, p. 65-66, reprod. color p. 180.