Viajeros frente a la posada

Viajeros frente a la posada

  • Autor: Huchtenburg, Jan van
    Nacionalidad Holandesa
    (Holanda, Haarlem, 1647 – Holanda, Amsterdam, 1733)
  • Origen: Legado, Tempel de Bennewitz, Margarita Paulina Anna Minna. 1988
  • Género: paisaje, costumbres
  • Escuela: Holandesa S.XVII
  • Técnica: Óleo
  • Objeto: Pintura
  • Estilo: Barroco
  • Soporte: Sobre tela
  • Medidas: 46,5 x 60 cm. - Marco: 63,5 x 66,5 cm.

Compartir

Viajeros frente a la posada Ver en alta
Nº Inventario 8931
Obra no exhibida

Comentario sobre Viajeros frente a la posada

​La escena que muestra Viajeros frente a la posada es una ilustración típica de un acontecer del siglo XVII, un hecho cotidiano como muchos otros que, poco a poco, a partir de fines del siglo XVI, se convirtieron en temas de la producción artística interesada en mostrar diferentes aspectos de la realidad. Esta producción se constituirá como una categoría independiente que se conoce como pintura de género y que se sumó a las ya conocidas e institucionalizadas de pintura histórica, retrato, paisaje, naturaleza muerta, etc.
Jan van Huchtenburg focaliza su interés en la reunión de diferentes grupos que han llegado a una posada situada en los alrededores de una ciudad que puede verse sumida en una ligera niebla a lo lejos en el fondo de la escena. Dedicado a realizar obras que tratan principalmente temas militares, batallas, campamentos, combates de caballería y escenas de caza, no es frecuente hallarlo trabajando en temas como el de nuestra obra.
Pero en ella puede reconocerse una fórmula compositiva que empleó en diversas pinturas. Por un lado establece un plano muy próximo al observador en el que sitúa los personajes y objetos que dan carácter a la situación, por otro, una lejanía que muestra el desarrollo de un paisaje que sirve como referencia fundamental al primer plano. En este se destaca la representación detallada de las figuras mientras que en el segundo aparecen elementos complementarios tratados de modo sumario, casi esbozados por efecto de la distancia, tal como sucede con la esquemática vista de la ciudad. El tratamiento cromático es rico y variado en el primer plano, mientras que en el fondo las formas aparecen teñidas de azul por el uso de la perspectiva atmosférica; este empleo del color enfatiza la solución compositiva.
El primer plano ha sido pintado en tonos de tierras y sepias complementados por diferentes ocres para la arquitectura y verdes amarillentos y dorado para los árboles detrás de la posada, que se suman a toques de rojos, verdes y azules grisáceos poco saturados: los primeros se ven en el capote del jinete del extremo izquierdo o en la carga del caballo blanco en el centro del grupo, mientras que los segundos aparecen en los ropajes del resto de los personajes. El caballo blanco en el grupo de la izquierda y los paños claros en la cabeza y en la falda de la mujer del otro lado crean focos de atención y a la vez actúan como aglutinantes en cada uno de los sectores. En el claro del centro la mancha oscura del jinete que se aleja conforma también un foco de atracción destacándose contra los azules claros, grises plateados y amarillos suaves con los que se ha resuelto el fondo.
Por su temática esta obra presenta características similares a los cuadros de gabinete que describió Johan van Gool; al igual que ellos muestra en su resolución y realización “la riqueza de su espíritu y la sutileza de su juicio. He visto obras tan espléndidas en su composición y en su color y magistrales en su uso de luz y sombra que no son aventajadas por las de Wouwerman” (1), pintor con el cual generalmente se lo compara. Por su tema y su solución compositiva, nuestra obra puede relacionarse con la del Germanisches Nationalmuseum de Nuremberg (2).
Huchtenburg desarrolló una carrera internacional: estuvo en Roma hacia 1667 y luego en París donde trabajó con Adam Frans van der Meulen (1632-1690) preparando dibujos para tapices. Estuvo al servicio del príncipe Eugenio de Saboya (1708 y 1709) y de Johann Wilhelm, príncipe elector del Palatinado. A partir de 1719 vivió en La Haya y luego en Ámsterdam, donde murió en 1733.Ángel M. Navarro

Notas al pie

1— Di nieuwe schouburg der Nederlantsche kunstschilders en schilderessen, t. 2, p. 412, citado por P. H. Janssen en: The Hoogsteder Exhibition of Dutch Landscapes. The Hague/Zwolle, Waanders, 1991, p. 80.
2— Tela, 49 x 57 cm, nº 412 (catálogo 1909). Foto en RKD, La Haya.

Bibliografía

1994. NAVARRO, Ángel M., La pintura holandesa y flamenca (siglos XVI al XVIII) en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires. Buenos Aires, Asociación Amigos del MNBA, p. 123-125, reprod.
2001. NAVARRO, Ángel M., Maestros flamencos y holandeses (siglos XVI al XVIII) en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires. Buenos Aires, Asociación Amigos del MNBA, p. 126-127, reprod. color. — NAVARRO, Ángel M., Flemish and Dutch Masters (from the XVIth to the XVIIIth century) at the National Museum of Fine Arts. Buenos Aires, Asociación Amigos del MNBA, p. 126-127, reprod. color.