Planta baja

Arte europeo del siglo XII al XIX

Arte argentino del siglo XIX

Primer piso

Arte internacional del siglo XX

Arte argentino del siglo XX

Segundo piso

Sala temporaria

y terrazas

Origen:
Fecha:
Período:
Escuela:
Técnica:
Objeto:
Estilo:
Género:
Soporte:
Medidas:
Volver a Noticias

Arte, cuerpo y violencia, a 44 años del golpe de Estado

En un nuevo aniversario del golpe cívico militar de 1976, desde el Museo Nacional de Bellas Artes recordamos el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia a través de obras emblemáticas de nuestra colección.

La violencia que se instauró en la sociedad argentina en la década de 1970 trajo aparejadas nuevas maneras de pensar el cuerpo. 

Si la vanguardia artística de los años 60 había indagado sobre la violencia simbólica (por ejemplo, relacionando destrucción y erotismo), la violencia efectiva que desembocaría en el plan sistemático de desaparición forzada de personas iniciado a mediados de los 70 terminó de evidenciar el estrecho vínculo entre violencia, cuerpo y poder.

Ante la destrucción real del cuerpo, aquello que literalmente desaparecía, muchas imágenes articularon nuevos vínculos con el presente: el cuerpo deshecho, y también desecho/desechado, se instalaba como la huella del terror practicado desde el Estado. 

Si la noción de ausencia y del espacio clausurándose domina la pintura de aquel tiempo, en la escultura emerge el cuerpo desmembrado, violentado, con sus sentidos anulados: ojos vendados, tajeados; bocas amordazadas y mutiladas; oídos amputados. Condiciones físicas que cancelan la relación del individuo con lo social, y que remiten al concepto de censura. 

En la lógica autoritaria, dictatorial, el disciplinamiento es un mecanismo eficaz de control de los cuerpos. El imperativo del orden, el discurso de la armonía, el establecimiento por la fuerza de un esquema de jerarquías son imposiciones que operan sobre el cuerpo social, sin duda transferibles al cuerpo físico. Desde esta perspectiva, es posible reflexionar sobre la fragmentación, el dislocamiento y la mutilación como modelos del desorden, el caos y la inversión de las jerarquías: subvertir el orden desde el campo simbólico. 

Este grupo de imágenes híbridas y perturbadoras connotan el escenario de terror y aniquilamiento que signó la Argentina de los años 70. En el gesto por presentar estos cuerpos deshechos, se libraba una rebelión desde la imagen contra aquel orden violentamente impuesto.

Imágenes: 

Alberto Heredia, "Los amordazamientos", instalación, 1972/1974. Colección Museo Nacional de Bellas Artes.

Juan Carlos Distéfano, "El mudo", escultura, 1973. Colección Museo Nacional de Bellas Artes.

Norberto Gómez, Sin título, escultura, 1978-1979. Colección Museo Nacional de Bellas Artes.

Carlos Alonso, "Manos anónimas", instalación, 1976-2019. Colección Museo Nacional de Bellas Artes.

Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes

Elegí las obras que quieras ver en tu recorrido.

Accedé a beneficios exclusivos pensados para disfrutar y compartir la pasión por el arte

Sumate ahora

Arte Argentino

Un vasto panorama de arte argentino, con obras de sus mayores representantes

Ver Colección ›

Obras Maestras

Explorá las obras maestras de todos los tiempos en exposición y guarda

Ver Colección ›

También te puede interesar